Language/Idioma

CUSTOMER SUPPORT
Call +34 987 61 54 16
Monday to Saturday 9AM to 8PM

Cart  

No products

Hasta no loguearse no se verán los gastos de envío
Total 0,00 €

* When you access with your account it will show the shipping costs for your destination.

Cart

imagen ondiciones de envio

Blog categories

Newsletter

Un plato tradicional de botillo y androlla Maragata

Published on 01/28/2013

  • Un plato tradicional de botillo y androlla Maragata
  • Un plato tradicional de botillo y androlla Maragata
  • Un plato tradicional de botillo y androlla Maragata

Estos dos productos son elaborados en las estribaciones del monte Teleno. Los aires secos y fríos que surcan estas Tierras Maragatas hacen posible la curación de estos exquisitos y tradicionales embutidos y que junto con la cecina uno de los embutidos más populares de la provincia de León.

El botillo se elabora con costilla, rabo, lengua, magro y espinazo de cerdo, adobado y embutido en tripa natural. La historia del nombre “Botillo” proviene de la época de los romanos que en latín llamaban a este producto “Botellus”, que significa lo mismo: los intestinos del cerdo embutidos.

 

 Los ingredientes de la Androlla son cuero de lomo y carne de carrillera, adobado y embutido en tripa natural, se diferencia del botillo en que no lleva huesos . La Androlla es más alargada llegando a los 30 cm y su sabor es agridulce con un ligero toque ahumado.

 

 Las piezas tienen un tacto rugoso y un color rojo intenso que aporta el pimentón tras haber sido curadas durante un periodo de una o dos semanas con humo de leña.

 

 

Preparación y consumo

 Para su preparación se ponen a cocer aproximadamente durante dos horas-dos horas y media, en una olla a fuego lento. Media hora antes de finalizar la cocción añadimos la verdura, las patatas el chorizo, que irán poco a poco tomando color gracias al jugo que sueltan el Botillo y la Androlla. Uno de los trucos para elaborar este plato es envolver en papel de aluminio el botillo para que no se rompa o como hacían antiguamente usando una sábana.

Se presenta en la mesa entero y en larguero de loza, y ante los mismos comensales se abre, partiéndose en trozos. La carne pegada al hueso es la más rica y , para arrancarla, es necesario amarrar bien la presa. En algunas casas conservan con cariño y gratos recuerdos las antiquísimas escudiellas, plato simple de madera de humeiro y útil muy llevado para este tipo de comidas.

 El repollo, con buen color y escurrido, se reparte en cantidad apetecida por cada uno, a un lado de los huesos humeantes y atractivos del botillo.

De ese producto no se puede dejar nada para el siguiente día. Por lo tanto, ¡buen provecho y a no dejar ni los huesos!

COMMENTS

No customer comments for the moment.

Add a comment